lunes, 3 de abril de 2017

ABRIL 2017. INICIO. César Curiel, el millonario empresario dueño de los más prestigiados laboratorios químicos del país, ha descubierto un secreto sobre su esposa, Antonieta, una mujer aparentemente buena ante la sociedad, pero siniestra en el fondo, capaz de todo por defender a su más grande amor: Su hijo Luis Vicente, a quien César está decidido a contarle lo que ha descubierto de su madre, a la que encara. Para evitar que la imagen intachable que tiene de ella, sea mancillada ante su hijo, Antonieta toma una severa decisión y al hacer una visita a los laboratorios extrae una sustancia mortal que pone en la bebida de su marido, durante el desayuno, logrando así que este, al acudir a su trabajo, se sienta mal dentro del elevador, donde muere, siendo encontrado por una inocente y hermosa muchacha llamada Maricruz, quien se aterra al ver el cuerpo del hombre y sufre. Por este motivo ella y Luis Vicente se conocen y quedan flechados a primera vista. Pero Luis Vicente está comprometido con Cynthia Gaona, una trepadora impuesta por Antonieta y que en realidad no lo ama pues ella siente una ardiente pasión hacia Marcial, su padrastro, con quien se revuelca a escondidas de su madre, Renata, quien es demasiado ingenua como para darse cuenta del engaño.

Cuando Inés Rosales, madre de Maricruz, se entera por los peripodicos de la muerte de César, siente que su mundo se desmorona y recuerda el romance que tuvo con él en su juventud. Es sorprendida por su hija, a quien oculta esto y la cual le revela que fue ella quien encontró el cuerpo de ese hombre cuando acudió a pedir trabajo en los laboratorios. Inés desahoga su dolor con su madre, Josefina, quien sabe de su amor por el hombre, al que nunca pudo olvidar, aunque la haya despreciado por ser pobre.

Alejandra habla con su viejo amigo y cómplice, Bruno Lombardo, un mafioso con el que ha mantenido una relación estrecha y de negocios por años. Él le pregunta cómo hizo para que César muriera sin que dejara huella y la mujer asegura ser inocente, ya que el infarto de su marido fue por causas naturales. Ríen malévolamente y celebran con champaña pues ahora que el marido de ella está muerto tomará posesión de los laboratorios y de su incalculable fortuna.

Luis Vicente sufre por la muerte de su padre y Cynthia solo intenta hacerle ver cómo beneficiarse por ello. El chico no comprende cómo en un momento dificil ella pueda ser tan materilista. Se sorprende cuando en los laboratorios ve discutir a la secretaria, Gina, con Maricruz, quien insiste en que es la indicada para ocupar la vacante disponible. Los muchachos vuelven a encontrarse y él ordena a la secretaria que asigne el trabajo a la chica, a la que pasa a su oficina para entrevistarla pero en realidad le pregunta cosas sobre su vida y se enternece al ver la alegría y esperanza con la que la muchacha habla.

Inés se presenta en el cementerio para dar el último adiós a César. Aguarda a que la multitud desaparezca para así acercarse a su tumba y llorarle. Es sorprendida por Antonieta, quien se alegra de verla luego de muchos años y así, llorando y hundida en la miseria. Le recuerda que el hombre la prefirió a ella, que le dio un hijo maravilloso. Inés se hace de valor y hace saber a su enemiga que, aunque César se haya casado con ella, en verdad nunca la amó pues su corazón le pertenecía a otra: Ella, Inés. Antonieta abofetea a su rival y le exige que no se acerque más a la tumba de su marido o será capaz de acabar con ella. Sin embargo, Inés solo siente lástima por la mujer, a la que recuerda que vale tan poco que tuvo que engañar a los demás para conseguir atrapar a un hombre y así olvidar su pasado.

Maricruz es novia de Saúl Flores, el dueño de un vivero en Xochimilco y el cual ha trabajado muy duro para casarse con ella. Es apoyado por su padre, Homero, quien quiere bien a la muchacha y es gran amigo de Inés, a la que procura y ayuda en todo lo que puede, pues en realidad está enamorado de la mujer desde que esta llegó a vivir a la colonia. Pero no todo es miel sobre hojuelas, pues Mauro, el hijo de Paca, una desalmada usurera y metiche que odia a las Rosales, está obsesionado con la muchacha y desea hacerla suya a toda costa, por lo que la pretende sin importarle que esta y Saúl se amen.

Antonieta se lleva una desilusión cuando se entera de que su marido la dejó en la calle pues todos sus bienes los heredó a Luis Vicente, bajo una cláusula para que busque a Irene Rosales y la ayude económicamente por el resto de sus días. Furiosa y temerosa a que por medio de Irene su hijo sepa de su pasado y comience a investigar, Antonieta habla con Bruno y le pide que investigue el paradero de su enemiga. Al saberlo, mandan a Froylán, hombre de confianza de él, a incendiar su casa durante una noche en que las tres Rosales han sido invitadas a cenar a casa de Saúl y Homero. Todas se horrorizan al saber que su casa se está quemando e Inés llora pues ahora lo ha perdido absolutamente todo. Los hombres las invitan a pasar la noche en su casa y Paca aparece para hacer comentarios burlones e hirientes. Por su parte, segura de que ha acabado con la vida de su más grande amenaza, Antonieta se siente tranquila y felicita a Bruno, quien intenta besarla, pero ella lo rechaza pues está en sus terrenos y no quiere levantar sospechas entre la servidumbre, ni que su hijo se entere.

Maricruz comienza a trabajar en los laboratorios, siempre atareada por Gina. El empeño de la chica atrae demasiado a Luis Vicente, con el que tiene un altercado cuando ambos se cruzan y ella le riega encima el café. Él se quita la camisa frente a ella, poniéndola nerviosa. Le pide que tome nota de muchas cosas por lo que la lleva a comer para adelantar trabajo, pero este no es más que un pretexto para estar con ella.

Marcial rechaza a Renata como mujer y ella sospecha que él tiene a otra y se lo reprocha. El hombre no hace más que burlarse de ella, quien, desesperada, cuenta sus inseguridades a Cynthia, la cual le promete que el hombre le es fiel y ella solo está pasando por una crisis derivada de la menopausia.

Antonieta desea tomar control de los laboratorios y al instalarse en la que fuera oficina de César es que conoce a Maricruz, con la que no simpatiza desde el primer momento. Luego discute con Luis Vicente, quien se empeña en buscar a Inés Rosales y se sorprende cuando la mujer le dice que Bruno ya lo ha hecho por él y descubrió que esa mujer está muerta.

Homero y Saúl, junto con vecinos de Xochimilco, ayudan a reconstruir la casa de Inés, a quien el arrendador le ha exigido que repare el lugar o pague por los daños derivados del incendio. La mujer sufre pues, aunque se dedica a la costura, no tiene trabajo, lo que le hace más difícil la situación. Josefina sin embargo es optimista y sabe que las tres Rosales van a salir adelante. Pide a Homero que le preste el horno de su casa para cocinar galletas y pastelillos, por lo que esto se presta a las burlas de Paca, quien al ver cocinar a las mujeres les dice que los Flores son muy suertudos, pues de la noche a la mañana tienen a sus queridas durmiendo con ellos y cocinándoles. Asegura que quizás la misma Inés provocó el incendio precisamente para eso. Josefina defiende el honor de su hija y de su nieta y discute con Paca, a la que termina abofeteando.

Mauro es amigo de Diego Villalba, quien pertenece a la alta sociedad y por amistad lo ha integrado a ese círculo en el que pronto conoce a Cynthia, con la que simpatiza pues ambos son cínicos, descarados y, sobre todo, amantes del peligro.

Antonieta le carga la mano a Maricruz en el trabajo, en complicidad con Gina. De esto se da cuenta Luis Vicente, quien constantemente discute con su madre por esta situación y pasa tiempo con su empleada, quien descubre en él un hombre generoso del que pronto se enamora a pesar de querer a Saúl, con quien comienza a portarse indiferente. La muchacha ignora que su jefe también ha comenzado a sentir algo por ella, por lo que se lo confiesa a su gran amigo, Nico, el cual lo alienta para que siga a su corazón y desista de seguir al lado de Cynthia, a la que no ama. Por ello el hombre invita a comer a Maricruz, con el pretexto de arreglar asuntos del trabajo, y al estar solos la toma de la mano y le dice que ella para él se ha convertido en alguien muy especial. La muchacha sale, nerviosa. Él la sigue, la toma en sus brazos y la besa sin saber que Marcial se encuentra en el lugar y los ha visto. Maricruz se estremece en los brazos de Luis Vicente, al que corresponde para luego sentirse culpable por engañar a Saúl. Al volver a su barrio es sorprendida por Mauro, quien la molesta al grado de intentar besarla. Ella lo abofetea y entonces él la jalonea, pero son sorprendidos por Saúl, quien defiende a su novia. Cuando Mauro dice a su enemigo que la chica es demasiado bonita y tarde o temprano se irá con el mejor postor, este le suelta un puñetazo.

Bruno se entrevista con Teresa Zamora, quien está a cargo de una red de prostitución que él y Antonieta han manejado durante muchos años y que costó la vida a César cuando la descubrió. Él reprende a la mujer por haber dejado escapar a una de las chicas que raptaron y la hace responsable de lo que pueda suceder. Teresa asegura que todo se solucionará con ayuda de Froylán, quien se encuentra rondando la zona para dar con la desaparecida, la cual tiene por nombre Yorley y ha sido encontrada por Saúl, durmiendo entre las flores de su vivero. El chico descubre que ella está temerosa y le pide que no tema pues quiere ayudarla. La chica se niega a decir su nombre y acepta comida y bebida. Cuando acepta que no tiene un techo él la lleva a su casa, donde conoce a Homero y las Flores, quienes le brindan todo su apoyo.

Paca habla mal de las Rosales con sus vecinos y principalmente ante Mauro, al que reprocha haber clavado los ojos en Maricruz, la cual no es más que una santurrona e hipócrita al igual que su madre. Maura sabe que las mujeres son decentes pero Paca no piensa así ya segura que si Inés fuera decente no tendría una hija natural, con su apellido, símbolo de que jamás fue reconocida por su padre.

Ante Antonieta aparece Ignacio Escudero, un viejo colaborador que la ayudó a reclutar chicas para venderlas a hombres de gran poder y que ha vuelto para extorsionarla pues necesita dinero que ella se niega a darle. Por eso la amenaza con sacar a la luz lo que sabe de sus clientes y con ello poner a la policía a investigar quién está al mando de la red de prostitución que da placer a los poderosos. Ella se siente nerviosa y pide a Braulio que se encargue de mandarlo a matar, pero él le deja claro que no pueden ir por la vida desapareciendo a quienes les estorban, sino solucionar los problemas. Antonieta piensa diferente y le jura que, si él no hace algo, lo hará ella. Ignacio por su parte se ve con Teresa, a la que asegura que el día que no la necesite, su jefa la mandará a eliminar, contándole que él era en el pasado quien ejecutaba esos encargos.

Maricruz trata a Luis Vicente con distancia y esto genera intriga en Gina, quien se acerca a ella para saber qué tiene contra su jefe. Maricruz no dice nada, pero la secretaria informa todo a Antonieta, quien enfrenta a la chica para humillarla y burlarse de ella. Maricruz llora y decide que lo mejor será renunciar a su trabajo, por lo que se marcha y se desahoga con Josefina, a la que cuenta sobre los laboratorios y lo que ha comenzado a sentir por Luis Vicente. Luego la abuela se lo comenta a Inés, quien recuerda que César también tenía unos laboratorios y teme a que quizás por desenvolverse en ese mundo su hija pueda saber la verdad. Josefina la calma y le pide que no levante sospechas. Se desahogan ayudando a Yorley, quien teme a salir de casa y les revela que la están buscando, aunque no aclara si ha cometido algún delito.
Aunque sigue manteniendo relaciones sexuales con Marcial, burlándose de su propia madre, Cynthia comienza un affaire con Mauro y es descubierta por Nico, quien amenaza con decirle a Luis Vicente lo que sabe. Cynthia asegura que Mauro se aprovechó de ella y de inmediato busca a Luis Vicente para portarse cariñosa con él.

Edmundo Trejos es un policía que investiga la red de prostitución y tiene a algunas personas en la mira, principalmente a Bruno, a quien nunca ha podido comprobarle nada y al que acude a entrevistar alertándolo de sus sospechas. Sin embargo, el hombre ha sabido manejarse bien y no hay nada que se le compruebe. Cuál es su sorpresa cuando el investigador le pregunta de su relación con Antonieta Curiel y le dice saber que por años han sido más que amigos a espaldas del difunto marido de esta. Bruno no le permite al policía meterse en su vida privada y con educación lo corre de su presencia.

Froylán busca a Yorley por Xochimilco y se topa con la intrigosa Paca, quien quiere saber por qué razón busca a la chica, mientras lo mira detenidamente. Luego recuerda que ella estuvo cerca de la casa de las Rosales la noche en que el inmueble fue incendiado y vio a un hombre ejecutando tal barbarie. Por ello dice a Froylán que cree conocerlo y haberlo visto en el barrio antes. Él, nervioso, se va del lugar y cuenta a Bruno que lo han reconocido. Este entonces envía a Teresa a solucionar el problema y la mujer habla con Josefina, quien le cuenta cómo incendiaron su casa y niega conocer a alguna chica que ande vagando por el rumbo. Sin embargo, luego habla con Saúl y Homero, a quienes dice que su protegida está metida en serios problemas y es buscada. Saúl habla con Yorley, quien en un momento de desesperación lo abraza, aferrada, y le pide que no la entregue. Él se compadece y decide creer en ella aunque los demás crean que es peligrosa. Por esta razón discute con Maricruz, a la que cree celosa pero esta asegura que no es así y augura que el chico se meterá en serios problemas por proteger a una desconocida.

Luego de hablar con Froylán, Ignacio descubre que Antonieta mandó a quemar la casa de Inés. Por ello se comunica con su ex patrona y le hace saber que si no le da la cantidad de dinero que le está exigiendo, la delatará y sacará a la luz su pasado, provocando que así se gane el odio y desprecio de su hijo. Fría y calculadora, Antonieta acepta el trato y decide verse con el hombre en una construcción a las afueras de la ciudad, donde le entrega un maletín con un millón de dólares. Este se llena de placer al ver el dinero mas no cuenta de que ha caido en una trampa. Antonieta le dispara a sangre fría, en la sien, matándolo para entonces huír con su dinero.

Aconsejada por Marcial y Renata, Cynthia decide que se casará con Luis Vicente, quien le dice no amarla más y al saber sus planes decide terminar con ella. La muchacha busca a Antonieta para pedirle ayuda, pero esta no hace más que burlarse y decirle que si su hijo la ha rechazado es porque no es lo suficientemente mujer para él. Cynthia descubre a su ex intentando hablar con Maricruz, quien lo rechaza, por lo que les arma un escándalo y pregunta si la ha terminado por una empleada insignificante. Luis Vicente defiende a Maricruz y ante ella hace saber a Cynthia que sí, que está enamorado de su trabajadora. Esto lo ha escuchado Gina, quien de inmediato se lo cuenta a Antonieta, la cual discute con Luis Vicente y advierte a Maricruz que no permitirá que enrede a su hijo. Decide investigarla y se sorprende al descubrir que vive en Xochimilco ¡y que es la hija de Irene Rosales! Estalla llena de rabia y busca a Bruno para abofetearlo, pues ha descubierto que Irene está viva. Él le regresa el golpe y le prohíbe que lo vuelva a tratar de esa manera. Le hace saber que su enemiga vive, pero lo ha perdido todo y ahora sí se encuentra prácticamente sin donde caerse muerta. 
Antonieta no puede controlarse y va a buscar a su enemiga, a la que encuentra reinstalándose en casa y le exige que convenza a la ramera de su hija que se alejarse de Luis Vicente o de lo contrario tomará represalias. Esto lo ha presenciado Homero, quien más tarde le dice a Saúl lo que está sucediendo. Este, temeroso a que pueda perder el amor de su amada Maricruz, la busca y le pide que sea sincera con él. Ella entonces decide terminarlo tras confesarle que se ha enamorado de otro.

Nico y Diego se encuentran en el club y cuando el primero se percata de que su amigo tiene una gran amistad con Mauro, le pregunta si es su conquista en turno. Diego ríe y afirma que, aunque comenzó una amistad con su nuevo amigo con el fin de enamorarlo, no pudo pues este resultó ser todo un casanova heterosexual. Luego ambos quedan en llamarse para revivir viejos tiempos.

Antonieta se sorprende cuando Edmundo Trejos se presenta ante ella para decirle que encontró el cuerpo de Ignacio Escudero y que sabe que éste trabajó como su guardia de seguridad por muchos años y cometió actos ilícitos. La mujer se burla de las insinuaciones del policía, quien le dice saber de su amistad cercana con Bruno así como de sus sospechas sobre los negocios de este, por lo que le pregunta cómo es que ella se ha hecho de una fortuna a espaldas de su marido y su hijo. Sería, Antonieta corre al hombre y se comunica con Bruno, al que llena de paranoia le asegura que el policía sabe algo y deben eliminarlo.

Renata está convencida de que Marcial se revuelca con otra y cuál es su sorpresa cuando al llegar de una tarde con amigas lo sorprende en el baño, fornicando con Cynthia. Los enfrenta y cuando los tres discuten, la desesperada Renata toma un arma dispuesta a matar a su marido, al que jura que no perdonará el haberla traicionado de tal manera. Él sin embargo intenta quitarle el arma, forcejean y antes de que se dispare Cynthia intercede para ayudar a su amante por lo que en un momento en que se encuentran en el balcón del departamento, los dos empujan a Renata, quien cae al vacío y pierde la vida. Los amantes se encuentran asustados y Marcial pide a la chica que se marche pues él se echará la culpa de todo. Cynthia se va y se consuela en brazos de Mauro, mientras que Marcial llama a la policía y se entrega asegurando que su mujer enloqueció, quiso matarlo y actuó en defensa propia.

Al reinstalarse en su casa, Inés suplica a Maricruz que se aleje de Luis Vicente pues ese muchacho no es para ella. La chica llora y asegura que se ha enamorado. La angustiada Inés revela a Josefina tener mucho miedo a que Luis Vicente y Maricruz sean hermanos, así como sentirse atada de manos pues cree que, si revela a la muchacha que ella es hija de César, esta nunca se lo perdonará, pues habrá descubierto que por muchos años fue la otra.

Saúl sufre por la traición de Maricruz y Yorley se acerca a él para consolarlo. Le seca las lágrimas con besos y después lo sorprende con un apasionado beso en la boca. Hacen el amor y Saúl siente culpa pues cree que ha cometido un error. Sin embargo, esto hace que Yorley se sienta protegida y comience a ayudarlo en el vivero.

Diego visita Xochimilco con unos amigos y descubre la verdad de Mauro, al que sigue hasta su casa, conociendo así a Paca, quien se presenta como su madre. Avergonzado, Mauro suplica a su amigo que no diga a nadie lo que sabe pues de esa manera no podrá escalar socialmente. Diego sin embargo no promete nada y se marcha al club, donde cuenta a Nicolás lo que sucede. Luego en las instalaciones discute con Mauro, al que reprocha el haberlo engañado. Mauro se burla de él al decirle que lo sabe homosexual, así como que se acercó a él por intereses carnales. Intenta besarlo a cambio de su silencio y propone que sean amantes mientras él encuentra una esposa millonaria. Diego lo desprecia y cuando Mauro lo empuja y ofende, interviene Nico, quien baja la moral del arribista y lo manda a echar con el equipo de seguridad del club. Mauro jura a Diego que lo hará arrepentirse.

Antonieta se lleva una fuerte sorpresa cuando ante ella se presenta Patricio Van Der Sandt, un viejo amante que con sonrisa cínica le dice que tiene problemas económicos y causalmente se ha enterado de que ella es viuda, rica y que por casualidad tuvieron un pasado. Antonieta le exige al hombre que salga de su casa más este se niega. Le recuerda que hace muchos años la ayudó a conseguir un objetivo y que nunca se lo cobró, por lo que ahora ha llegado el momento de ajustar cuentas.

MAYO 2017. Cynthia se atormenta dentro de casa recordando lo que le hizo a su madre. Recibe una llamada de Marcial, quien le pide que le haga visitas conyugales dentro del penal mientras se aclara su situación. Ella se niega a hacerlo, pero no tiene más opción pues él la amenaza con contar toda la verdad.

Luis Vicente busca a Maricruz en casa y así conoce a Josefina e Inés, quien se estremece al verlo pues ve en él la viva imagen de César. Intenta hacerle comprender que Maricruz no es muchacha para él y le pide que se aleje de ella pero él está enamorado y le asegura que aunque ella, Antonieta y el mundo entero se opongan, el continuará con Maricruz, a la que ve y besa en la calle, siendo descubiertos por Saúl, quien pregunta a la chica si ese es el hombre por el que la cambió. Aparece Paca para intrigar. Cuando los enamorados se van, la mujer hace comentarios que incomodan a Saúl, al que dice que la Yorley no anda en buenos pasos y que si la están buscando es porque está metía en algo muy grueso.

Antonieta piensa en las amenazas de Patricio y en la situación de Luis Vicente. Desesperada, solo puede calmarse revolcándose con Bruno, al que pregunta por Yorley. Este le dice que la chica sigue desaparecida y la mujer, furiosa, hace una visita a Teresa en la casa donde retienen a las chicas. Allí le hace saber que esa muchacha ya estaba apalabrada y le ha hecho perder mucho dinero con su ineptitud por lo que la amenaza y le jura que, si en cuarenta y ocho horas no encuentran a la desaparecida, viva o muerta, será ella la que desaparezca. Teresa teme por su vida y por eso en su tiempo libre ayuda a Froylán a buscar a la desaparecida, rondando de nueva cuenta el barrio y descubriendo que esta se encuentra protegida por Saúl y Homero. Deciden que actuarán cuando sea adecuado, sin escándalos, pues no deben levantar sospechas.

Aunque con miedo, Maricruz decide entregarse a Luis Vicente, quien la trata con cariño y la hace sentir como nadie. La muchacha, ilusionada, cuenta a su abuela que ha sido del chico en cuerpo y alma por lo que Josefina, horrorizada, le dice que eso no puede ser. Las ha escuchado Inés, a quien su madre suplica que se olvide de su honra y el desprecio de su hija y le cuente a esta la verdad. La desesperada y asustada Maricruz suplica a su madre que hable y se horroriza cuando Inés le dice que hace muchos años fue novia de César Curiel, el cual fue obligado por su familia a casarse con Antonieta, quien esperaba un hijo suyo, mas continuó amándolo y siendo su amante, hasta que nació ella, Maricruz, por lo que es media hermana de Luis Vicente, un hombre prohibido para ella. Maricruz se niega a creer tal revelación y acude a Antonieta, quien se lo confirma y le asegura que su madre no es más que una vulgar ramera que siempre intentó destruir su matrimonio con sus aires de pureza y mojigaterías. Son sorprendidas por Luis Vicente, quien pregunta qué pasa y se estremece cuando la misma Maricruz se lo dice. Él cree que todo es una intriga de su madre, pero comprueba que no cuando la muchacha le dice que ha sido Inés quien se lo reveló. Sufren al saber que o suyo no puede ser y deben separarse, mientras que Antonieta disfruta del daño que cree que ha causado a Inés y Maricruz con otra más de sus mentiras pues en realidad Luis Vicente nunca fue hijo de César.

Atormentada por sus actos, Cynthia no tiene más remedio que complacer a Marcial en la cárcel y conformarse con las caricias de Mauro, quien le propone que se casen al notarla nostálgica. El casanova se siente humillado cuando Cynthia le hace saber que él es solo un hombre con el que las mujeres se divierten pero que jamás será tomado en serio, pues por sus actos deja notar que es un vividor y solo busca quien le resuelva la vida. Mauro la abofetea y le asegura que nunca más se volverán a ver. A ella no le importa. 
El furioso chico se encuentra con Maricruz, quien está destruida. La besa por la fuerza y cuando ella lo abofetea él le regresa el golpe. Son descubiertos por Luis Vicente y Saúl, quienes al mismo tiempo enfrentan al malvado Mauro, el cual es defendido por Paca, a la que furioso revela estar harto de la miseria en la que viven. Paca lo besa y consiente y le da dinero para que se compre algo.

Yorley es sorprendida sola en el vivero por Teresa y Froylán, quienes la raptan y son vistos por Homero, el cual los persigue y pide auxilio sin que nadie pueda ayudarlo. Él y otros vecinos dan parte a las autoridades y al lugar de los echos llega Edmundo Trejos, quien toma declaraciones y revela que la chica fue raptada por una red de trata de blancas.

Luis Vicente conoce a Patricio, quien le dice ser viejo amigo de su madre y conocer todos sus secretos, incluso los que César nunca llegó a saber. El muchacho simpatiza con el hombre y pregunta a su madre cómo lo conoció. Antonieta miente. Aparece repentinamente Bruno, el cual conoce muy bien a Patricio, mismo que sabe que ha sido amante de Antonieta por mucho tiempo. Cuando Patricio amenaza a Antonieta con revelar a Luis Vicente que él no es hijo de César, la mujer le advierte que no juegue con ella pues no sabe de lo que es capaz. Se niega a darle dinero por lo que Patricio la visita en su oficina y ante la insistente negativa de la mujer se decide a hablar y decir a Luis Vicente que César no era su padre así como está convencido de que este lo descubrió y por eso ella lo asesinó. No sospechan que Gina los ha escuchado. Es entonces que ella acepta y él la cita en su hotel, donde ella acude disfrazada de personal de intendencia para entonces provocarlo y revolcarse con él. Lleva champaña envenenada, misma que le hace tomar disfrutando cuando el hombre se retuerce del dolor. Se despide de él para siempre. Sale del lugar sin que nadie haya notado su presencia. Sin embargo, pronto Edmundo Trejos encuentra entre las pertenencias del hombre una vieja foto de Antonieta y comienza a sospechar de ella.

Luis Vicente cuenta a Nico que se enamoró de Maricruz y esta resultó ser su hermana. El amigo le propone que se hagan una prueba de sangre y lo comprueben pues solamente así saldrán de dudas y sabrán si sus madres mienten. Luis Vicente busca a su amada para proponérselo, pero esta cree en la palabra de Inés, quien asegura que César es el padre de su hija. A pesar de ello Luis Vicente le hace saber que el difunto le dejó un fideicomiso y dejó estipulado en su testamento que él, como su hijo y heredero universal, debe ayudarla hasta el último día de su vida. Inés llora pues ha comprobado que el amor de César fue total y tan grande que hasta el último momento pensó en ella.

Bruno ha golpeado y violado vilmente a Yorley, a la que asegura que ahora que la han atrapado la explotarán hasta que se quede sin entrañas. La chica es encerrada y bañada con agua helada. Suplica piedad a Teresa, quien se niega a ayudarla y le recuerda que negocios son negocios, y ella solo es un producto, por lo que debe olvidarse de que es una persona.

Saúl y Homero alientan a los vecinos de Xochimilco para exigir justicia y dar con el paradero de Yorley. El muchacho luego confiesa a su padre que hizo suya a la muchacha y se siente obligado a ayudarla pues ahora sabe que no era culpable de nada, sino que se escondía de quienes querían hacerle daño. Hablan con Edmundo, quien les muestra fotos de posibles atacantes y cuál es la sorpresa de todos cuando Paca reconoce a uno: Froylán, y dice que ese hombre es el que incendió la casa de las Rosales, quienes se sienten amenazadas cuando se enteran. Edmundo pide a Inés que le diga si recibió amenazas o tiene problemas con alguien o tal vez haya tenido ofrecimientos, pues su hija Maricruz podría ser la próxima víctima. 
Inés se aterra y Maricruz la calma asegurando que eso no pasará. La nerviosa Josefina se arma de valor y revela que Antonieta Curiel es la única que ha ido a amenazarlas y a la que cree capaz de haber provocado el incendio quizás para evitar que a Inés se le entregara el fideicomiso que César estipuló en su testamento. Esto da más pistas al teniente Trejos, quien está convencido de que Antonieta no es la persona respetable que presume ser.

Luis Vicente rechaza a Cynthia, quien se ha convertido en una alcohólica y lo llama con urgencia. Él la encuentra en mal estado y le recomienda que busque ayuda, pero la muchacha solo quiere sexo, asegurando que no puede vivir sin sentir placer. Luis Vicente se despide de ella para siempre y desahoga con Nico el gran amor que siente por Maricruz, así como estar decidido a hacerse exámenes sanguíneos. Nico por su parte le revela que es gay y que ha comenzado una relación con Diego, con quien lo presenta. Luis Vicente, lejos del rechazo, felicita a su amigo y ofrece su amistad y apoyo incondicional al novio de este.

Al enterarse de la muerte de Patricio, Bruno busca a Antonieta y discute fuertemente con ella sin bajar la voz a pesar de que ella se lo pide. Les espía Gina, quien se sorprende al saber que la mujer mató a su ex amante para evitar que hablara y la dejara mal ante Luis Vicente, quien repentinamente llega a la empresa y se dirige a hablar con su madre. La secretaria interrumpe entonces a su jefa y le anuncia que su hijo quiere hablar con ella. Antonieta discute con el muchacho, quien le dice que ha hablado con Inés y le ha hecho entrega de lo que le pertenece. Antonieta enfurece y asegura que esa mujer es una ramera que por muchos años intentó arrebatarle no solo lo que le pertenece sino también el amor de César. Luis Vicente le dice que no le cree y le anuncia que se hará pruebas de sangre a pesar de lo que ella e Inés digan, para así estar convencido de que él y Maricruz en verdad son hermanos. Antonieta se siente entre la espada y la pared. Maldice su suerte.

Mauro no es aceptado en el club y las chicas adineradas solamente se ríen de él pues tanto Nico como Diego han corrido la voz de quién es él en realidad. Al muchacho no le queda más remedio que visitar antros gay, donde seduce a hombres mayores que se lleva a la cama a cambio de dinero.

Luis Vicente busca a Maricruz y esta le pide que deje de verla como mujer pues son hermanos, pero el muchacho se niega a aceptarlo. Pelean y son descubiertos por Saúl, quien defiende a Maricruz y es ofendido por Luis Vicente, al que está a punto de golpear, pero la chica los detiene y pide a su supuesto hermano que deje de buscarla y comprenda que entre ellos no puede existir nada más que una amistad de hermanos. Saúl, al verla tan frágil, intenta besarla, pero Maricruz lo rechaza y le confiesa que ella comprende a Luis Vicente pues también se encuentra en una fase de negación y no quiere renunciar a él.

Bruno se entera por Trejos de que una chica fue raptada en Xochimilco y el hombre fue identificado y que, curiosamente, este incendió la casa de unas vecinas. Bruno niega conocer a tal hombre y cuando Edmundo se marcha hace una rabieta. Espera al anochecer para pedir a Froylán que se vean en las afueras de la ciudad, donde lo asesina arrollándolo con su auto en múltiples ocasiones luego de haberlo golpeado en la cabeza. Al comprobar que el hombre agoniza, le da una patada en la cara, dando así el golpe mortal. Extrae sus pertenencias para aparentar que todo se trató de un asalto. Cuando el teniente Edmundo Trejos acude al lugar de los hechos y reconoce a Froylán, entonces descubre que siempre ha estado detrás de los sospechosos correctos y comienza a vigilar tanto a Bruno como a Antonieta, seguro de que los cabos se ataran por sí solos y al seguir al hombre da con la casa en la que ocultan a las muchachas que roban y reclutan. 
Da parte a un equipo de rescate policiaco y penetran en el lugar, de donde teresa y Bruno logran escapar y donde Yorley es encontrada en un estado deplorable por lo que es llevada de emergencia al hospital.

Bruno da parte a Antonieta de lo que ha sucedido y la mujer le exige que salga del país lo antes posible mientras ella arregla unos asuntos, pues no tienen nada de qué culparla. Bruno se prepara y pronto descubre que Teresa ha desaparecido. Ignora que la mujer tiene miedo por lo que bajo una falsa identidad se registra en un motel.

Maricruz acude a firmar su renuncia en los laboratorios y allí nota a Gina muy angustiada. La mujer le cuenta que ha descubierto que Antonieta tuvo amoríos con un hombre llamado Patricio y que también se ha enredado con su amigo y socio, Bruno. Antonieta, quien se encuentra llegando, las escucha hablar e interrumpe cuando Gina está a punto de contar que sabe que mató a César y que este no era el padre de Luis Vicente. No pierde momento para intentar humillar a Maricruz, la cual esta vez se defiende y la insulta por lo que es abofeteada por la mujer, quien la corre para luego pedir a Gina que le prepare unos documentos y se los lleve a casa. Cuál es la sorpresa de Gina cuando al llegar a la mansión Muriel es acorralada por Antonieta, quien le revela que en efecto mató a su marido y no solo a él, sino a todos los que la han traicionado. Gina la acusa de ser perversa y Antonieta ríe llena de maldad para entonces acusar a su empleada de ser una estúpida, tomarla del cabello y azotarla de la cara contra la pared, logrando que pierda el conocimiento. Le inyecta un somnífero y la sube a su auto el cual maneja hasta un bosque, donde la entierra aún con vida, despidiéndose de ella para siempre.

Edmundo Trejos busca a Antonieta y al no encontrarla le dice a Luis Vicente sobre la red de prostitución de la que presuntamente su madre es parte y principal benefactora. El muchacho no puede creerlo y sale de inmediato en busca de la mujer. Al conducir nervioso pierde el control y se estampa contra un muro de concreto. Es llevado al hospital donde buscan un donante pues ha perdido mucha sangre. Cuando Antonieta se entera acude al lugar y es apoyada por amigos del muchacho. También se presenta Maricruz, quien se enteró de todo por TV y está decidida a donar sangre a su hermano. Es así que descubre que ella no es compatible y se arriesga a hacerse una prueba, comprobando que Luis Vicente no es su hermano y que Antonieta mintió. La enfrenta y la mujer no hace más que abofetearla y ofenderla y le jura que si dice una sola palabra a su hijo la hará arrepentirse. Aparece Inés para defender a su hija y enfrentar finalmente a su enemiga, a la que abofetea fuertemente, tres veces, cuando esta la insulta. Antonieta les prohíbe que se acerquen a su hijo, pero Maricruz considera que Luis Vicente debe saber la verdad. Esto lo ha escuchado Nico, quien se oculta para no ser visto por Antonieta y luego habla con Maricruz, a la que asegura que Luis Vicente sabrá la verdad y ellos dos podrán estar juntos.

Saúl visita a Yorley en la cruz roja y esta dice no tener a nadie en el mundo. Él le ofrece que se quede a su lado, en el vivero, y lo ayude con las ventas. La muchacha llora y lo toma de la mano, agradeciéndole por ser tan bueno y haber creído en ella desde el primer momento, confesando desear haber conocido a un muchacho como él para hacer una vida juntos. Saúl le dice que eso todavía puede ser posible y la besa. Ella lo rechaza y le cuenta que no es virgen, que ha sido abusada, pero a él no le importa.

Maricruz sufre por el estado de salud de Luis Vicente y reza para que este se salve. Josefina le pide que tenga mucha fe y que perdone a Inés por haberle ocultado la verdad. La muchacha asegura que no tiene nada qué perdonar y busca su madre para abrazarla y decirle que todo está bien y nada ni nadie podrá destruir el amor que se tienen.

Luis Vicente reacciona y solo pide ver a Maricruz pero Antonieta lo impide. Sin embargo, el muchacho recibe la visita de Diego y Nico, quien le revela que Maricruz y él no son hermanos por lo que pueden estar juntos. El muchacho se alegra y jura que se recuperará para correr a buscar a su amada.

Mauro se ha convertido en el amante de todos los ancianos de antros gay que ha conocido y no es tomado en serio por nadie. Una noche es golpeado por unos individuos que quieren ajustar cuentas con uno de ellos. Es encontrado casi muerto por Paca, quien sufre por su hijo y utiliza todo su dinero para ponerlo a salvo en el hospital más exclusivo, donde se topa con Maricruz y aún en un momento de dolor escupe veneno para hacer sentir mal a la muchacha, quien le desea que Mauro se recupere pronto y ella, como madre, analice sus actos, mismos que han llevado a su hijo a tomar un mal camino. Paca llora llena de dolor.

Bruno es detenido en el aeropuerto como principal sospechoso de rapto, abuso sexual y explotación de menores. Se niega a decir una palabra sin un abogado mas todo se complica cuando Edmundo da con el paradero de Teresa y la arresta. La mujer lo confiesa todo y reconoce a Bruno como su efe, mas nunca menciona el nombre de Antonieta, a la que llama desde la cárcel para decirle lo que ha pasado y amenazarla con decir su nombre si no la ayuda. No cuenta con que Antonieta tiene gran amistad con Carmenza Peláez, directora del reclusorio femenil, con la que se comunica para ofrecerle dinero y unas chicas tiernitas y sin estrenar a cambio de que le dé una calentadita a la nueva reclusa y que, por accidente, se le pase la mano. Carmenza acepta y pronto ordena a unas reclusas para que provoquen a Teresa, quien se defiende, pero es apuñalada en los baños. Aparecen las celadoras, reportan lo que sucede a Carmenza pero esta deja que Teresa se desangre y muera. Cuando Trejos se entera, discute con la mujer, quien le prohíbe que cuestione su autoridad y le exige que de con las chicas desaparecidas y refunda en la cárcel a todos los inmiscuidos en la red de prostitución, sin importar qué cabezas tengan que volar. Luego se comunica con Antonieta y le dice que el trabajo está hecho. La mujer entonces visita a Bruno en prisión y este le exige que lo saque de ese lugar, con amenazas. Ella no le teme y le cuenta lo que le sucedió a Teresa, jurando que lo mismo podría sucederle a él. Hablan de las fechorías que han cometido sin saber que están siendo grabados, por lo que la mujer es arrestada de inmediato ya que lo que habló con su cómplice ha sido tomado como una declaración. Antonieta se resiste a ser encerrada y maldice a Trejos cuando este disfruta al saberla descubierta. Le anuncia que le esperarán muchos años en la cárcel.

Maricruz, Inés y Josefina se alarman cuando ven en las noticias que Antonieta ha sido detenida. La muchacha de inmediato acude al hospital, donde Luis Vicente también se ha enterado de todas las fechorías de su madre por medio de la televisión. Llora e intenta arrojarse por el balcón, pero Maricruz lo detiene, lo abraza, aferrándose a él y le promete que de ahora en adelante estarán juntos.

Tiempo después Homero confiesa su amor a Inés, quien le pide que solo sean buenos amigos ya que ella desea dedicarse enteramente a su hija y a su madre, con quienes ha comenzado un negocio de pasteles y helados muy exitoso, en Xochimilco.

Recuperada, aunque no del todo, Yorley ve la vida con nuevos bríos y se ha convertido en una gran vendedora en el vivero de Saúl, con quien ha comenzado un noviazgo muy bonito.

Luis Vicente y Maricruz son felices juntos y comienzan a planear su boda. Él hace una visita a su madre, en la cárcel. Antonieta le reprocha el no visitarla hasta ahora y él le dice que solo ha acudido a ella para saber quién es su verdadero padre. La mujer se niega a decírselo y jura que se morirá con esa duda pues el que lo concibió no merece la pena. Llora cuando su hijo le dice repudiarla por todos sus crímenes, así como haber investigado y descubierto con ayuda de Trejos que ella en el pasado fue prostituta y fue la mano derecha del hombre con el que aprendió el negocio de la trata de blancas. Le pregunta a cuantos se entregó y cuál de ellos es su padre, exigiéndole que hable. Ella se opone y entonces él le anuncia que se casará con Maricruz y se despide para siempre asegurando sentir asco de ser el hijo de una ramera como ella. Al quedar sola, Antonieta llora llena de dolor, grita a su hijo que no la deje sola y asegura que todo lo hizo por él.

Bruno es abusado sexualmente en la cárcel, donde constantemente le hacen pasar malos ratos. Paga por protección, pero el dinero no le es suficiente. Intenta comunicarse con Antonieta y esta insiste en rechazarlo por lo que pide ayuda a Luis Vicente, al que revela que él es su verdadero padre. El muchacho también lo desprecia.

Edmundo conoce a Cynthia, a la que ayuda a superar su depresión y con la que comienza una relación apasionada. Ella busca a Marcial y le hace saber que ya no seguirá haciéndole visitas ni teme a que él pueda hablar, si finalmente pronto saldrá de la cárcel ya que se ha comprobado que la muerte de Renata fue un accidente. Y así sucede. Marcial sale de la cárcel y decide tomar un vuelo a una playa lejana, donde se refugia en el buceo.

Acompañados por Inés, Maricruz y Luis Vicente visitan la tumba de César, donde los muchachos se prometen amor eterno mientras que en la cárcel Antonieta se suicida, colgándose en su celda.

FIN





© POR DERECHO DE SANGRE DR. 2017
Es un obra protegida y los derechos son propiedad de su autor.
Se prohíbe su copia y reproducción parcial y/o total
así como el uso de su contenido con fines de lucro.
(R) & (P) 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario